domingo, 10 de abril de 2011

Un ángel del sol

Un angel dorado del sol
ha venido
a frotar mis ojos.
Me ha abierto el panel 
de las ocurrencias,
tan vividas
e inesperadas.
Siempre el canto
es el aliado amigo
que sepulta
y hace duelo
por las penas,
las anomalias
que posee
esta hermosa vida.
Deleite exisito de los dioses,
saben sus primicias,
secretos de un bajo vientre,
casi celestial.
Inundando de nectar
su mas avida flor,
su sonrisa turbia,
y sus ojos sin prision.
Malevaje de sensuales arritmias
y la ponzoña se hace agua
ante las mas timida confesion.
Un angel dorado del sol,
ha venido hoy,
a darme cuenta,
que el amor
no trata de riendas,
ni sueños
que un dios concilio.
Se trata de momentos,
de risas y misterios,
de sabanas sin remedios,
de algo que el corazon
nunca imagino.
Un angel dorado del sol,
hoy,
libro mi alma,
y me enseño,
que debo volar,
lejano,
y bien hermano,
en el alimento
de su luz.

2 comentarios:

  1. en descanso para los sentido leerte..abrazo

    ResponderEliminar
  2. me la llevo al face en muy fuerte..gracias aveeeeeeeeeee

    ResponderEliminar